Presentación

En el marco del Programa Ciudadanía y Derechos Humanos, en la primera década del año 2000, se iniciaron los trabajos sobre conflictos socioambientales en clave de derechos, focalizando en las demandas de los distintos actores sociales alrededor de las explotaciones mineras metalíferas e hidrocarburíferas. Mediante diferentes proyectos específicos, y a medida que se avanzaba en los desarrollos conceptuales y estudios de caso diversos, la dimensión socioambiental cobró especial relevancia como modo de estudiar la complejidad de la dinámica social. En el devenir de los procesos sociales distintos actores, como así también diferentes niveles del estado, organismos supraestatales, y asociaciones y corporaciones globales, apelan recurrentemente a las cuestiones ambientales como estructurantes de sus respectivas configuraciones, alianzas y tensiones. En este contexto,  los estudios desde esta perspectiva desplegados en el Programa adquirieron mayor presencia.

A la vez, la cuestión del tratamiento de los conocimientos expertos y locales puestos en juego en los conflictos socioambientales llevó a la ampliación de los problemas a relevar  y de los integrantes del Programa. El resultado de este crecimiento en investigadorxs y perspectivas de análisis derivó en la organización de un Área específica de estudio conformada por algunxs miembros del Programa y nuevxs integrantes que sumaron sus propias trayectorias y avances en esta línea. Así se formó el “Área de estudio sobre Sociedad, Territorio y Ambiente”, espacio en el que se llevaron adelante proyectos de investigación y encuentros de trabajo que permitieron ampliar la participación e incorporar  colegas de otras instituciones y disciplinas. Los resultados de estos desarrollos se tradujeron en una serie de publicaciones, actividades de transferencia, y en la creación de un Núcleo de Estudios, proyecto apoyado y promovido por la Dra. Elizabeth Jelin, coordinadora del Programa  y co-creadora del Área.

El Núcleo de Estudios Sociedad, Ambiente y Conocimiento se propone potenciar  la producción de saberes expertos, la formación, trasferencia y asistencia sobre las problemáticas propias de este campo. Al mismo tiempo busca generar  condiciones propicias para la incorporación de nuevas perspectivas de análisis, articulando y socializando los estudios producidos en la institución y fuera de ella, especialmente aquellos generados por instituciones y colegas que se han sumado a esta iniciativa, o con quienes trabajamos en red y de manera colaborativa.